martes, 3 de junio de 2008

Haciendo que el papel escuche y obedezca por Robert Sabuda









Traducción de una entrevista a Robert Sabuda, uno de los mejores y más reconocidos ingenieros de papel creadores de pop-up en la actualidad, para darnos una idea de cómo trabaja y cómo diseña y crea sus libros popup:

http://muse.jhu.edu/demo/lion_and_the_unicorn/v029/29.1sabuda.html



Haciendo que el papel escuche y obedezca

Robert Sabuda

Cuando la gente ve mis pop-ups y pregunta, "¿cómo haces eso?", A menudo quiero contestar, "¡por los pelos!" (¡por suerte!).

Estoy seguro que ellos piensan que tengo este conocimiento técnico de ingeniería y que sé cómo usar un transportador (para medir y marcar ángulos), pero realmente sólo lo estoy fingiendo. Lo voy ideando sobre la marcha, esperando y rezando que todo funcione bien al final. Yo nunca dibujo en dos dimensiones lo que finalmente voy a hacer en tres. Hay una muy buena razón para ello. Con la ilustración en dos dimensiones puedes crear cualquier cosa que desees. Quiero decir CUALQUIER COSA. El cielo es el límite. Pero con las ilustraciones en tres dimensiones (especialmente con una ilustración en tres dimensiones que debe abrir y cerrar) uno debe obedecer las leyes de la física. Y yo no sé nada de física. Pero sí sé que el papel hace lo que quiere hacer, no lo que quiero que haga. En mi estudio estamos siempre tratando de hacer que el papel obedezca.

¡YO SOY EL CREADOR DE POP-UPS, TÚ ERES EL HUMILDE PAPEL! ¡OBEDECE! Pero nunca lo hace. Si quiero que vaya a la izquierda, irá a la derecha. Si quiero que sea silencioso, será ruidoso. Si quiero que trabaje, se ponde a descansar. El papel es como un nuevo cachorro, adorable pero incorregible. Hacer pop-ups para un libro requiere una paciencia que ya no es común hoy en día.

Antes de que comience algún trabajo tengo que decidir como quiero que sea el pop-up. ¿Debe ser un objeto tridimensional estático, como un castillo, o debe ser más movido, como las aves al volar? Una vez que decido en qué dirección voy a ir, comienzo a trabajar. En lugar de utilizar un lápiz para dibujar sobre el papel, uso tijeras para cortar el papel. Yo trabajo con formas amplias y generales cuando estoy diseñando un pop-up. Sé que el sencillo rectángulo blanco que estoy cortando al inicio más adelante se convertirá en una estructura muy colorida y detallada. Lo más importante en esta etapa inicial es que las piezas que corto y fijo a la página funcione correctamente cuando se abre y se cierra. No es tanto que el pop-up realmente haga pop-up ("surja de la página"), sino que baje de nuevo al cerrarlo. Si el pop-up no funciona, puedo cambiarlo rápidamente, ya que no he invertido demasiado tiempo.

Eventualmente llegaré a hacer hasta ocho o diez maquetas en blanco del mismo pop-up, cada una más detallada y refinada que la anterior. No sólo observo cuidadosamente cómo el papel funciona cuando se abre y se cierra, sino que lo escucho. ¿Hay algunos ruidos extraños que salen de su interior? ¿Hay "clics", lo que podría significar que algo quedó atrapado? Ningún detalle puede ser pasado por alto, porque si es un problema pequeño en un principio, les garantizo que será más grande después.

El diseño de todos los pop-ups para un libro puede tomar de tres a seis meses, por lo general ese es el tiempo permitido para todo un libro de imágenes completo. A continuación, todo el trabajo de arte que irá en los popups tiene que ser creado. Esto puede tomar otros cuatro a seis meses. A veces me siento como que estoy diseñando un coche, se tarda tanto tiempo. ¡Mis amigos no parecen entender cómo es que todavía puedo estar trabajando en el mismo libro casi un año después!

Yo uso una variedad de técnicas cuando estoy creando el arte plano que va a en los popups. Siempre he amado la limpia, prístina belleza de las formas en blanco, por lo que muchos de mis libros pop-up tienen piezas que se dejan simplemente sin imprimir. En otros libros puedo emplear la impresión en relieve o, a veces, voy a utilizar la computadora para crear el trabajo de arte. No tengo una técnica favorita, yo sólo uso lo que yo siento que es correcto para la historia.

Los niños siempre parecen tener la impresión de que realmente todos y cada uno de mis libros los hago a mano. Es evidente que no (¡¿puede usted imaginar cuánto costaría ese libro?!), Pero siempre me alegra decirles que alguien más lo hace. Ciertamente todos los pop-ups son hechos a mano, por lo que alguien realmente dobla cada pieza, añade un poco de pegamento y, con cuidado, lo pone en la página. Tal vez por eso me encanta hacer libros pop-up. Cada uno va de mi mano que lo crea, a la del ensamblador de pop-up que lo construye, hasta llegar a la mano joven de quien lo disfruta. ¡Todo esto, y yo nunca tengo que usar un transportador (de ángulos)!




Como artista de libros que trabaja en tres dimensiones, Robert Sabuda pertenece a un altamente selecto grupo de creadores de libros infantiles que descienden de Lothar Meggendorfer y Ernest Nister (artistas alemanes de los libros móviles del siglo diecinueve). Está considerado como uno de los ingenieros de papel más inventivos de su generación, su versión pop-up de "La Noche Antes de Navidad" se ha convertido en un clásico navideño. Para obtener más información acerca de Robert Sabuda, consulte su sitio web: http://www.robertsabuda.com




Si quieres comprar alguno de estos libros pop-up de Robert Sabuda (o algún otro), o sí deseas más información, pongo los siguientes enlaces: