martes, 30 de diciembre de 2008

Exposición de Libros Infantiles y Papel Tapiz para Niños



Historias de pared: Libros Infantiles y Papel Tapiz para Niños (Wall Stories: Children's Wallpaper and Books) es una exposición presentada por
en el Museo Nacional de Diseño Cooper-Hewitt (Cooper-Hewitt National Design Museum) una Institución Smithsoniana en la ciudad de Nueva York del 3 de octubre del 2008 hasta el 5 de abril del 2009.

Presenta libros y papel tapiz infantiles incluyendo algunos libros de tipo pop-up.

En Youtube hay algunos videos de los libros pop-up presentados que iré poniendo aquí en el blog posteriormente.

http://www.cooperhewitt.org/EXHIBITIONS/fall-design/Wall-Stories/

Traduzco:
"¿Qué es lo que la Cenicienta, El Conejo Pedro (Peter Rabbit), Popeye, Mickey Mouse y Tribilín (Goofy), Winnie the Pooh, Alicia en el País de las Maravillas, Peter Pan y Pinocho tienen en común? Están entre la docenas de amados personajes de cuentos infantiles que se puede encontrar en Libros Infantiles y Papel Tapiz para Niños (Wall Stories: Children's Wallpaper and Books), una exposición que reune las posesiones del departamento de Decoraciones de Pared del Museo Cooper-Hewitt la colección más grande en los Estados Unidos, con más de diez mil objetos que datan del siglo 17 hasta el 21, así como los 70,000 volumenes de la Biblioteca Nacional de Diseño del Museo.

En el siglo 19 profundos cambios sociales y económicos llevaron a una creciente popularidad de libros y papel tapiz elaborado específicamente para los niños. El aumento de la alfabetización, el establecimiento de las escuelas públicas, los organismos de bienestar del niño, la legislación laboral infantil, la práctica de la pediatría como especialidad médica, además del crecimiento de la literatura dirigida específicamente a los niños sin precedentes, ayudaron a crear una conciencia en la sociedad del valor de la infancia. Mientras la Revolución Industrial ayudó a crear una saludable clase media, las familias vivían en casas más grandes y, en consecuencia, proporcionó a los niños sus propias habitaciones. Los avances tecnológicos en la impresión y la afluencia de talentosos escritores e ilustradores provocó que tanto los libros infantiles, así como el papel tapiz estuvieran más disponibles para los padres que querían amueblar y decorar las habitaciones de sus hijos. Todos estos fenómenos dispares ayudó a los libros para niños y papel tapiz juntos, y los dos han compartido un vínculo íntimo que ha durado desde la década de 1870 hasta el día de hoy. En la localización de su evolución, la exposión también narra las historias de nacimiento y el desarrollo de la guardería y nos ayuda a encontrar sentido del pasado y el presente del entretenimiento de los niños."